Del 4to. aniversario del blog: del tiempo necesario, el mantenimiento y el branding

Celebro 4 años del blog, gracias al apoyo de lectores como tú, y te explico lo que he aprendido y hecho, para el mantenimiento y branding del sitio.

4-anos-blog-dalealaweb-PB

¡Esta semana cumplimos 4 años de Dalealaweb! Desde que publicamos el primer post, hasta ahora, mucho ha llovido, y mucho ha cambiado. Y entiendo, que cada año, aprendo algo nuevo, no solo de cómo gestionar el blog, si no también, con lo que me ha traído colateralmente: cursos y consultorías. Así, entiendo que el crecimiento del tráfico (y la audiencia en redes sociales / email), y de los asistentes a programas de formación, y los proyectos de consultoría, ha sido fruto del apoyo que he recibido de todo el que entra aquí.

Pero también, el crecimiento ha sido por una serie de ajustes que he tenido que hacer, y de otros, que todavía están pendientes. Aquí debajo te comparto, mis reflexiones luego de 4 años dándole a la web, lo que ha cambiado en el blog, y con mi trabajo en general:

Sobre el tiempo que se le dedica a un blog:

La verdad es, que este año, el tiempo que le he dedicado al blog, ha sido mayor que el que le dediqué el año anterior, o al menos así lo percibo, pero, que no se tradujo en nuevos posts. La cantidad de artículos nuevos que he escrito, en los últimos 12 meses, no llega ni siquiera a 30, muy por debajo del objetivo sano presente en mi mente, de 52 artículos al año (1 por semana).

Definitivamente, este año perdí mi ritmo editorial, y tuve al menos 3 intentos de recuperarlo (noviembre 2014, abril 2015, julio 2015), y en cada uno fallaba y me sentía peor. Había mucho trabajo, mucho compromiso familiar, y la creación de nuevos artículos pasó un plano prácticamente invisible. Lo interesante es, que si bien en los primeros dos años del blog, escribía con propuestas, hipótesis, para luego validarlas con alguna marca, ahora, los proyectos de consultoría me dan toda la práctica necesaria, pero de igual manera, me roban todo el tiempo que solía dedicar a escribir.

Tiempo-para-blog¿Podía bajar la carga de trabajo, para tener más tiempo para bloguear? Tal vez. Pero mientras sigo en mi vida de profesional independiente, necesito asegurar una base de ingresos. En este caso, el trabajo, en su grandísima mayoría, llego solo. Pero también llegó mucho trabajo de “menudeo”, ese que hay que dedicarle algo de tiempo y con poco retorno. O peor, solicitudes de posibles proyectos, que desde el principio no estaban destinadas a producirse, o al menos, no conmigo. Ahora las manejo mejor, pero antes atendía con la misma energía y tiempo, proyectos grandes y pequeños.

Si algo he aprendido, luego de 3 intentos fallidos de recuperar mi ritmo editorial, es lo siguiente, en cuanto al tiempo:

  • Hay que fijar una agenda, semanal o quincenal, para dedicarse a escribir nuevos artículos en tu blog. Tal vez ponértelo como una cita en calendario, para darle igual importancia (y cumplimiento), que reuniones de trabajo.
  • Crea un hábito, escribir en días y horarios específicos: En mi caso, este año tuve que trabajar, en cursos o avanzando en proyectos, durante muchos fines de semana. Como ya no tengo esa práctica, o la manejo mejor, puedo fijar el fin de semana, como el espacio para avanzar en la redacción de artículos. Más estructurado, mejor cumplimiento.
  • Hacer espacio, entre todo lo otro: Tengo claro el tiempo que le debo dedicar a mis hijas, y el que me dedico, y ya fuera de eso: es pa’ trabajar. Pero si algo ahora, es que tomo menos trabajo, para enfocarme en mejores proyectos. Y no solo tomo menos trabajo, si no que me deshago más rápidamente, de lo que no parece ser un buen proyecto.
  • Madura tu proceso de creación de posts: dígase, planea mejor lo que escribirás (siempre hago un bosquejo en papel), con la investigación y con las imágenes que adornan el post. Aún con una cuenta de shutterstock, a veces me pierdo a la hora de escoger las ilustraciones que uso en cada entrada.
  • Fija un objetivo realista: en mi caso, tener un artículo a la semana, es bueno. Tener 2 a la semana, es excelente, tener uno cada dos semanas, es lo mínimo que quiero aceptar. Definir mi nivel de producción deseado y aceptable, me ayuda a saber cuando, si o si, debo escribir.
  • Deja un espacio para actualizar: Al escribir de redes sociales, muchas cosas cambian de un día para otra. Creo que dedicarle, una semana al mes, para actualizar este tipo de posts, es algo sano.

Sobre el SEO, y por qué el blog creció sin muchos posts nuevos

Si en parte, no me preocupé por no tener contenido nuevo en el blog, es porque el tráfico, en lugar de desaparecer, casi se triplicó en este período:

cifras-trafico-Dalealaweb-2015

Y todo esto, gracias al SEO, que representa el 85% del tráfico. Con una serie de artículos viejos, optimizados, y otros artículos nuevos, bien posicionados, pude acaparar un gran grueso del tráfico, que anteriormente no recibía. Si tienes un blog, ya con cierto tiempo, y no recibes la mayoría de tu tráfico, en múltiples entradas, por SEO, entonces solo le escribes a tus amigos y familiares (prácticamente).

Mejorar el SEO del blog, a nivel de números, se tradujo en más tráfico, pero a nivel cualitativo, se traduce en un mayor poder, para posicionar artículos nuevos. Esto lo he visto, con al menos dos artículos de los más recientes, que ya están bien posicionados en buscadores online. Recuerdo que en el 2014, me quejaba que todos los artículos más vistos por semana, eran del 2013, queriendo decir que la nueva producción no se estaba posicionando bien.

En esencia, a nivel de SEO en este 4to. aniversario, puedo reflexionar lo siguiente:

  • trabajar-escritorio-blogMejorar (o crear) ciertos artículos puntuales, con alto potencial de búsquedas, trae muchos resultados. Recibo como 20% de mi tráfico, por 2-3 artículos de este tipo. La mejora es con las metadescripciones, los enlaces internos y con el titulado del post.
  • Escribir considerando técnicas de SEO, todo lo nuevo, es lo más eficiente en el corto y largo plazo. Cuando ya estás moldeado para redactar con densidad y títulos favorables al SEO, todo lo nuevo tiene mayor chance de posicionarse.
  • Acciones en conjunto, te suben la autoridad, DA y PageRank, de todo el sitio. Cuando comparo la primera semana de septiembre 2015 vs 2014, observo que hay artículos, del 2012 y 2013, que en 2015 reciben MUCHO más tráfico que en 2014. ¿El motivo? El sitio ahora tiene mayor autoridad y se posiciona mucho mejor.
  • El tráfico de SEO, no siempre el de mayor calidad. No todo puede ser bonito, aunque por el Domain Authority, mis artículos “preferidos”, se posicionen bien, el grueso del tráfico SEO, llega a veces por artículos que atraen una audiencia muy básica, o que simplemente, no trabajan en digital.

La clave se mantiene en mejorar el tráfico de calidad, y elaborar productos para cada tipo de usuario. Aún así, ese tráfico de “grasa”, me ha permitido mejor posicionar el blog, para atraer también el tráfico de “músculo”.

Sobre el branding que hace falta, para conectar con el “otro” tráfico

En mis cursos, cuando hablo de publicidad online por respuesta al usuario, menciono dos tipos: “cuando ya me buscas” versus “cuando hago que me veas”. El tráfico de SEO de un blog, responde a la intención de un usuario, de conocer algo. Es probable que no conozca tu sitio, que entre, consuma el contenido y se vaya. No todos son así, pero la gran mayoría abandona el sitio sin hacer caso a banners, opciones de compartir, artículos relacionados, popins y más.

Cuando sucede esto, tienes mucha gente consumiendo lo que has escrito, pero en esencia, poca gente conociéndote. Poca gente respondiendo a tus campañas de newsletter, o interactuando contigo en redes sociales (aunque hayan decidido ser tus fans o followers). En esencia, el “hago que me veas”, por un post de redes sociales o un email, será atractivo en la medida que se haya desarollado el branding del blog. Y ese, es un punto del que este blog ha sufrido mucho: creció en tráfico de SEO, más no en branding. Esa brecha, es nada saludable.

Trabajar el branding implica conseguir más exposición, más recurrencia de visitas, más interacción en redes sociales (distinto a más audiencia). Ya sé que debo hacer algunas cosas para trabajar en ello, si quiero llevar este blog a un nivel de mayor calidad. Por otro lado, mi personal branding también se vió afectado de un año para acá. No tuvo algo negativo, pero simplemente, no creció. Dedicarle tanto tiempo a trabajar, a compartir lo que sé conensenar-pantalla un grupo mucho más reducido de personas, me impidió “sonar más”. Por eso, no participé en congresos nuevos, no hice apariciones en grandes medios, no me conoció mucha gente nueva, honestamente.

Y no está mal, el personal branding lo hice con estudiantes y asesorados, en vivo, pero la maquinaria debe seguir moviéndose. Tampoco era que todo lo que trabajé (que fue mucho), lo compartía por mis redes personales, no tenía el tiempo o la mente tan en eso. Muchos de esos cursos o asesorías, llegaron por el personal branding que tenía antes, y si me estanco en un nivel, el negocio dejará de fluir.

De nuevo, no todo llegará por SEO, y hay que invertir tiempo en seguir promoviéndonos como marca. Hay que hacerlo muy eficiente, y escoger sabiamente los eventos o espacios a los cuales dedicarle tiempo, para reforzar la marca personal. Con esto también aprendí, que definitivamente, muchas marcas personales son huecas: le dedican más tiempo a promover y anunciar lo que hacen, que a efectivamente, hacer su trabajo.

Sobre el mantenimiento de un blog: mi lista de cambios

Aparte de la optimización de entradas anteriores, que hice para fines de SEO, a finales de diciembre 2014 comencé a trabajar una lista de cambios que quería implementar aquí. Todavía ahora, septiembre 2015, sigo completando la lista, pero me alegra que la mayoría de cosas realmente han mejorado la experiencia en el blog, o el negocio que genera. Y también, que son elementos que no hay que optimizar con frecuencia, queriendo decir, que ahora en diciembre 2015 no debo repasar los mismos puntos.

Lo que decidí mejorar, o corregir, estuvo enfocado en 5 áreas:

  • Estética: mejorando imágenes, la tipografía que se usa, el tamaño de los títulos y algunos elementos.
  • Consumo de contenido adicional: en la portada, en el lateral derecho y al final de cada post.
  • Usabilidad: como temas de tablas mal desplegadas en móvil, errores 404.
  • Interacción: revisando el esquema de email marketing, creando funciones nuevas (como la sección de Trabajos o Consultoría por hora).
  • SEO: Optimización de contenido viejo, creación contenido nuevo enfocado.

Gran parte de la optimización, se hizo para, en conjunto con atraer más tráfico de SEO, hacer que el blog se “moviera solo”. Dígase, mejorar la experiencia y enfocarlo hacia conversiones puntuales, para que vaya trabajando sin mi supervisión, y se parezca a una empresa.

Prometo que en este mes, subo un artículo detallando estos cambios, para que, si tienes un blog, tal vez tengas una idea más clara de cosas que puede optimizar.

Sobre lo próximo que espero del blog, y mi marca

Lo próximo que espero, es que me sigas apoyando en este medio. Me llena de satisfacción ver las cifras, de cómo la gente regresa al portal.

También, seguiré trabajando para crear cosas, que ayuden a que el blog trabaje por si solo. Y esas cosas serán, principalmente: ebooks, cursos online y llevar mi contenido a YouTube. Es algo que tengo mucho tiempo queriendo hacer, pero no es hasta ahora, cuando entiendo, por qué debo hacerlo: porque ayuda al branding, porque es un producto más vendible, y porque crea un ciclo de usuario en este espacio.

Trabajaré con maneras distintas de exponer el contenido, como por ejemplo, pagar por alcance para distribuir mis artículos, o crear un plan de distribución de contenidos, en mis redes sociales y portales agregadores. En cuanto a la exposición de la marca personal, a nivel internacional, ya tengo pensado algo para conseguir de nuevo, apariciones en eventos fuera de mi país. Por lo que he visto, en mi estado actual, el blog sirve para convencer a los que asisten al evento, pero no es lo que motiva a quién lo organiza.

 En resumen, han sido 4 años de mucho aprendizaje, mucha evolución, y este último año, de grandes reflexiones. Creo que esto apenas comienza, pues le voy cogiendo el truco a balancear entre vida personal, trabajo y el blog. De nuevo, te agradezco el apoyo y espero que juntos sigamos dándole a la web ;-).

Ilustraciones por ShutterStock

Dominicano, trabajo en marketing digital, ecommerce y redes sociales. Doy cursos y consultorías del tema en América Latina. Papá de Lua y de Kiki. Amigo de lo real y la buena vibra.

¿Te gustó el artículo? Dale ya a compartir

PinIt
cursos-redes-sociales-marketing-digital-dominicana