Fuentes de contenidos para redes sociales: Cómo identificarlas y gestionarlas

Sean blogs, medios de noticias u otras cuentas de redes sociales, aprende a gestionar mejores fuentes de contenidos.

Fuentes-Contenidos-Redes-Sociales-PB

Entiendo que uno de los puntos claves, luego de definir una estrategia para una marca en redes sociales, es la de estructurar su estrategia de contenidos. Qué tipo de cosas voy a publicar, con qué frecuencia y  qué objetivo espero conseguir de ello, inciden directamente en una presencia online exitosa. Hacen que la gente se interese por lo que tienes para decir.

Ahora bien, si algo he aprendido en mis asesorías, y que es un concepto que he ido madurando en mis cursos de redes sociales, es que tener las ideas para los contenidos y publicaciones, se queda muchas veces, ahí, sin llegar a algo concreto. ¿El motivo? La falta de inspiración, creatividad o de capacidad de producción de contenidos, hace que nunca despeguemos, aunque tengamos una buen juego de ideas iniciales.

Por eso, quiero hablarte debajo de cómo identificar y gestionar tus fuentes de contenidos, ya que te brindan de manera directa, la inspiración para nuevas ideas de publicaciones, o te proporcionan el contenido en sí.

¿Qué son las fuentes en tu estrategia de contenido en redes sociales?

Llamo fuentes de contenidos, a aquellos canales o plataformas, que te brindan los materiales necesarios para desplegar tu estrategia de contenido. Es dónde puedo surtirme de artículos, fotos, ilustraciones o videos, para compartir en mis redes sociales.

Estas fuentes de contenidos pueden venir en la forma de:

  • Una web de contenidos: como un blog, o un portal de noticias.
  • Un sitio web estático externo: un portal donde encuentras contenido de interés para tu industria, pero que no es un sitio que produce contenido nuevo con frecuencia.
  • Un sitio propio: en el que yo encuentro mi catálogo de productos y otras informaciones.
  • Eventos: Toda la preparación, cobertura y reseña del evento en sí, me proporciona a mí contenido de una u otra manera.
  • Producción: La más importante de todas, probablemente. Lo que pasa en mi empresa, lo que se hace con mi producto, me brinda materiales con los cuales trabajar. Puede ser contenido que produzca y comparta yo, o que sea publicado primero por un cliente.

Las fuentes de contenidos son de gran importancia, porque básicamente, te dan las cosas que vas a compartir en redes sociales. Sin eso, tal vez tienes la idea, pero no tienes el material para publicar en social media.

En resumen, las fuentes de contenidos, son presencias en web o redes sociales, que comparten materiales que puedo tomar, o las cosas que pasan con mi marca que yo puedo aprovechar y compartir. Así parece muy sencillo, ¿cierto? Pero identificarlas y mejorar su gestión es todo un reto.

Cómo identificar y gestionar mejores fuentes de contenidos externas para tus redes sociales

Como ya sabes qué es una fuente de contenidos y su importancia, ahora quiero orientarte sobre cómo identificarlas y aprovecharlas, cuando son externas. Dígase, cuando son otros sitios web o cuentas de redes sociales, ajenas a tu marca. Debajo te paso algunos trucos que me han funcionado:

Primero, según tu objetivo y estrategia, define tu temática de interés:

Objetivos-Contenidos-Redes-Sociales¿Qué tipo de categoría de contenidos o tópicos, estás buscando? Piensa en palabras claves o frases relacionadas a la temática. Ten en cuenta, que normalmente es más de una temática por marca, por un tema de variedad.

Comienza con medios conocidos:

Haz una lista de los sitios web o cuentas de redes sociales, que te vienen a la mente, como productores o distribuidores de contenidos en esa temática. Esto solo para que vayas calentando un poco.

Búsqueda, en Google, Images, Hashtags y Pinterest. Cuando estás buscando contenido de tipo web (como artículos o noticias), consultar a San Google te va a servir muy bien. Colocas la frase clave de una idea en particular, o de toda la temática, y ahí verás opciones de sitios con este contenido.

Ahora bien, si lo que buscas son imágenes o diseños, la tarea es un poco distinta. Puedes comenzar con Google Images, pero muchas veces, aquí la calidad y el formato no siempre es el mejor, o solo te sirve para guardar la imagen, pero no te brinda sitios con esta temática.

Mejor, intenta haciendo una búsqueda de esa temática, en Pinterest. Una red social con contenido de gran estética, y que te brinda mayor profundidad para cada categoría.

Fuente-Contenidos-Pinterest

Puedes buscar por board, por etiqueta, por todos los murales de estos pineadores y por las subcategorías que el mismo Pinterest te ofrece. Puedes complementar, con una búsqueda, preferiblemente en formato hashtag, en Instagram y hasta en Twitter. Puedes intentar con Facebook, pero he visto que la experiencia de consultar los resultados no es tan buena.

Evalúa y quédate con los mejores sitios y cuentas de fuentes:

Luego que encuentres un buen contenido que entiendas que funciona para tu marca, sea una artículo o una imagen, revisa todo lo que publica esa web o cuenta en redes sociales. ¿Es un medio que está activo, dígase, publica con cierta frecuencia? ¿Algunas de las otras cosas que publica, son de calidad y relevantes para tu temática?

Guardar-Salvar-Imagenes-URLs-Contenidos-Redes-SocialesLa idea aquí, es saber si puedes volver a recurrir a este medio, para contar con buenos contenidos en el futuro. Si te das cuenta, que la web o cuenta de redes sociales, no tiene mucho contenido relevante o de calidad para tu marca, entonces solamente te quedas con ese primer material que encontraste. Lo guardas en tu disco, y sigues buscando. Esto pasa con frecuencia cuando buscas en Google Images.

Otro punto es la frecuencia con la que esta cuenta publica: En Pinterest te vas a encontrar con buenos tableros y pineadores, repletos de contenido relevante, pero probablemente, verás que hace mucho, no ha sido actualizado. Mi regla es: si ha publicado algo, en los últimos 3 meses, está activa.

Algo similar te puede pasar en Instagram, donde observas cuentas que arrancaron publicando y no se mantuvieron. En este caso, también, vas a escoger los contenidos que te gusten, y los vas a guardar.

Superado eso, si ves que la web o cuenta de redes sociales, publica buenos contenidos, y con cierta frecuencia, entonces déjala como fuente fija. Igual vas a escoger y guardar una primera serie de contenidos que te sirvan, pero también, la vas a guardar a tus favoritos / Bookmarks de tu navegador web.

Si es una presencia de redes sociales, no está de más que te vuelvas seguidor o fan, preferiblemente de tu cuenta personal, que es la que más usas, para consumir contenido fresco. Lo mismo de suscribirte al newsletter si es un blog. La idea es que si ya sigues a uno de estos medios, te enteres de manera pasiva, de lo que ha publicado, y que posiblemente puedas aprovechar para tu marca.

El mantenimiento y recurrencia de las fuentes de contenidos en redes sociales

Luego de que escojas algunos contenidos, de esas fuentes que te gustaron, toca planear el ciclo de reabastecimiento. Pues, por más que guardes y guardes, en algún momento se te acabarán esos contenidos. Para gestionar esto, te sugiero entonces:

  • Como fan / seguidor / suscriptor del medio, recibir el contenido en caliente. Ya te expliqué arriba, sus ventajas.
  • Revisar periódicamente los medios guardados en Favoritos / Bookmarks, sean sitios web, cuentas o feeds (como hashtags o tableros) de redes sociales.

Fuentes-Contenidos-Redes-Sociales-Bookmarks

  • Repetir la búsqueda para encontrar nuevas fuentes: Tal vez con menos recurrencia (piensa 1 vez cada 2 o 3 meses), pero siempre será bueno, que busques nuevos medios para cada temática. Es posible que la primera vez no diste con esa web o marca en redes sociales, o que ahora publica otro tipo de contenido que si encaja en tu búsqueda. O tal vez, comienzas a usar otras palabras claves para tu búsqueda. Si lo haces de manera efectiva, vas a tener mayor diversidad en los contenidos que estás compartiendo o replicando.

Cómo sacarle provecho a las fuentes propias de contenidos

Dependiendo de tu estrategia, tus operaciones, tu capacidad de producir publicaciones y tu creatividad, querrás apoyarte en mayor o menor manera, en tus fuentes propias de contenidos en redes sociales. Para sacarle provecho a las cosas que ya hace tu marca, y que hagas un mejor trabajo, te recomiendo lo siguiente:

Tu catálogo: fuentes de contenidos de primera mano

Pienso que cada producto que tienes, da pie a múltiples tipos de contenidos: puedo vendértelo, puedo ayudarte a usarlo, puedo decirte una curiosidad sobre el mismo, mostrar cómo lo hago, o cómo lo usan los clientes.

Por eso, a nivel de fuentes de contenidos interna, lo primero que debes revisar es tu catálogo de productos y servicios. Puedes mercadear de cientos de maneras, cada producto, generando así miles de combinaciones de publicaciones. La clave está en saber cómo enfocar cada atributo del producto (si es un post comercial), o en qué escenario lo quieres presentar.

 Tu web: fuente y destino de tus contenidos en redes sociales

Siguiendo con el punto anterior, siempre puedes acudir a tu sitio web, a ver qué cosas puedes destacar de su catálogo. Cuando trabajaba con las redes sociales y ventas online de una telefónica, normalmente me guiaba de los equipos móviles en portafolio, para tener ideas de qué compartir en Facebook / Twitter. Claro, esto aplica siempre que tu web tenga información suficiente. Si te das cuenta que hay mucha información del producto, que puedes compartir en redes sociales, pero que no está en el sitio web, entonces hay que completar ésta última.

Pero aparte de esto, la web te puede servir como canal de contenido dinámico, si decides allí crear un blog o portal de guías. Aquí tienes incluso el chance, de convertir las ideas de contenidos en redes sociales, en formato de artículos de un blog. Conlleva un esfuerzo mayor, no te voy a mentir, pero realmente valdrá la pena.

Fuente-Contenidos-Propia-Sitio-Web

Si tu caso es uno de esos pocos, en que manejas una marca con una unidad de prensa o editorial, pues igual esta recomendación te sirve. Siempre podrás ver lo último que se ha publicado en el sitio web, y te servirá para compartirlo con la audiencia, si lo consideras de interés. Con el tiempo verás que cambia el esquema de reactivo a proactivo, y ya quién redacta el artículo, espera que incluyas ese contenido en tu plan de distribución de contenidos en redes sociales.

Crea contenidos a partir de la operación diaria con tu marca

¿Qué cosas pasan todos los días, o semanas, que generan historias interesantes para tu audiencia? Piensa en algo que tenga que ver con preparación de unos materiales, producción de algo, planeación de un evento o proyecto, etc. Esas cosas que pasan con tu marca, detrás de cámaras, pueden convertirse en contenidos interesantes.

Por ejemplo, eventos que suceden cuando estás preparando productos o algo relacionado a la gestión de tu negocio, que como marca aprovechas, y compartes de una:

fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-zapatos fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-guitarras fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-jabon fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-pergamino

O cuando quieres decir: “Ey, esto pasa siempre por aquí, y te lo muestro para que lo recuerdes”

fuentes-contenido-propias-redes-sociales fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-catalonia fuentes-contenido-propias-redes-sociales-ejemplo-nerdot

Apoyarse en estas fuentes de contenidos en redes sociales, tienes 2 ventajas particulares: 1  – Te brinda contenidos más frescos y cercanos. Inspiran mayor credibilidad. 2 – No tienes que planearlos mucho, pues son acciones que suceden todo el tiempo, solo es anticiparlos para capturar el momento.

Revisa y recicla contenido generado por los clientes

Otra fuente de contenidos en redes sociales, de muchísimo valor, es la media ganada que generan tus clientes y seguidores. Compartir una publicación de redes sociales, de alguien usando tu marca, o una guía o reseña de tu producto en un blog, genera confianza y muy buen impacto comercial.

Si con frecuencia los clientes comparten fotos, tuits y demás, que mencionan tu marca de manera positiva, puedes con frecuencia apoyarte en estos feeds, para así alimentar tus propios contenidos de redes sociales.

Hay muchas maneras de incentivar, que los usuarios compartan contenido que promueva tu marca, y monitorizarlo por igual. Prometo que en otra entrega del blog, tocaré el tema.

Las fuentes en la cadena de valor de contenidos de redes sociales

Si te preguntas en qué parte vas a trabajar con estas fuentes, la realidad es que puede ser en dos etapas. Pues fíjate, que estas fuentes de contenido las puedes gestionar de dos maneras:

A – Veo algo en otro lugar online (como una web, o cuenta de redes sociales, distinta a la mía), y eso me sirve de inspiración, para yo emular / replicar el contenido.

El criterio de creatividad / originalidad, ya lo dejo a tu juicio. Aunque indicar autor de la idea original, siempre se verá correcto.  A veces lo que se comparte es solo una noticia (que es propiedad de todos), y en otros casos, hacer algo de benchmark te sirve para tener una idea de cómo se manejan contenidos en tu industria.

B – Tomar la idea, producirla si hace falta, y distribuirla a tu audiencia en redes sociales.

En otras palabras, estas fuentes me pueden servir para yo copiar y recrear a mi manera, para yo compartir tal cual, o yo producir el contenido original (si hace falta).

Para que tengas la idea de manera visual, la cadena de valor de contenidos se maneja así:

Etapas-Contenidos-Redes-Sociales

Donde, luego de tener tu estrategia de redes sociales definida, comienzas:

1 – Primero con la investigación o la inspiración de los contenidos:

Si son ideas propias, haces tu tarea de analítica / insights y estudio de la audiencia, para ver, qué tipo de contenidos le han gustado y qué cosas le interesan. Luego de inspiras, te cargas de creatividad y comienzas a pensar, cómo traduces eso que sabes espera la audiencia, en ideas concretas de contenidos en redes sociales.

Para las ideas de otros, primero investigas dónde conseguirlas, y luego, te guías de ellas para saber qué cosas compartir o replicar. En esta primera etapa, te ayudará bastante la identificar mejores fuentes de contenidos, ya que se traducirá en mayores posibilidades de replicar o emular buenos contenidos.

2 – Con las ideas de contenidos:

Luego que tienes conceptos sueltos en tu cabeza, sobre lo que puedes / debes compartir en redes sociales, toca la tarea de llevarlo a una lista de ideas. Es cuando piensas compartir, por ejemplo “El tip del periódico en el fondo del zafacón”, o “La garantía del producto X es de 12 meses”.

El objetivo aquí, es tener una lista, por categoría y productos, de las cosas que sabes puedes compartir. Según, yo existen 9 categorías, en este artículo con 80 ejemplos de tipos de contenidos en redes sociales.

3 – Producir / Suplirte de los contenidos

En algunos casos, te tocará producir el contenido: esto es, tomar una fotografía, diseñar una imagen, hacer un video o un gif, o incluso, escribir un artículo o nota. Si estás replicando / emulando la idea de otro sitio, al menos te saltas la parte de creatividad.

En otros casos, el contenido ya está hecho. Sabes que fue publicado en tal página, o que tal cuenta lo subió a su Instagram. En otros casos, son momentos o piezas que ya están capturados o diseñados, y que conservas en una carpeta, como inventario de contenidos. O incluso, son acciones que pasan en tu empresa, que sabes puedes captar y compartir con facilidad.

En esta etapa, es donde más sentirás la necesidad de tener mejores fuentes de contenidos,  tanto para las ideas originales, las que vas a replicar o simplemente compartir. Saber dónde puedes mirar, cada vez que tienes que tienes que conseguir buenos contenidos, es vital para esta etapa.

4 – El copywriting de mi publicación

Ya tienes la idea del contenido, conoces el formato y ya está producida e identificada la foto, diseño gráfico, URL de sitio web, etc. Luego, debes definir cómo lo vas a presentar. Para una misma idea, en un mismo formato y enfoque, hay múltiples opciones de comunicarlo a tu audiencia, todo con el poder de las palabras.

Para el texto de la publicación, debes definir el copy más adecuado. Aquí te paso unos consejos de copywriting para escribir mejor en internet y redes sociales.

5 – Planeación y Distribución en redes sociales:

Ya tienes tu idea, el contenido como tal e incluso el copy, solo falta decidir cuándo y dónde publicarlo. Algunos Community / Social Media Managers, hacen un plan con calendario y parrilla de contenidos,a  1 o 2 semanas. Otros, solo se quedan con la idea, ya tienen  el contenido producido, y luego cuando tienen las inspiración, publican. Otros, simplemente no planean.

En todo caso, si haces bien tu tarea en las 4 etapas anteriores, tendrás mayor preparación y no perderás tiempo en esta quinta etapa. Prometo hablar en detalle, en otro artículo de Dalealaweb.com.

Con esto, ya tienes una idea de la importancia de contar con mejores fuentes de contenido ya que: te facilitan por mucho, la tarea de identificar buenas publicaciones para compartir con tu audiencia, o bien, te brindan inspiración para recrear mejores contenidos.

De la fuente, a preparar la publicación del contenido en redes sociales

Preparacion-Publicacion-Contenido-Redes-Sociales

Cuando ya tienes tus ideas de contenidos, y las fuentes de donde te vas a suplir, entonces toca que te planifiques, para que aprovechas estas webs, redes sociales y eventos, y se conviertan realmente en publicaciones.

Por eso, y en especial cuando comienzas a manejar una marca, te recomiendo:

  • Con los contenidos propios, como catálogo de productos o imágenes de clientes, programa una primera sesión de fotos, si hace falta.
  • Con los contenidos externos, descarga todo lo que puedas, de contenidos con interés potencial para tu audiencia.
  • Crea un stock o inventario de contenidos, en la forma de: a) Imágenes, que te sugiero conserves en una carpeta en la nube tipo Dropbox, Google Drive, iCloud, etc., para mayor facilidad de gestión. B) URLs, del artículo específico que deseas compartir en redes sociales.
  • Organiza tus contenidos en subcarpetas, por categoría del mismo o por el producto o temática. También, ayuda que tengas otra división, de los contenidos que ya usaste, preferiblemente con fecha de uso, para que así no los recicles sin darte cuenta.

Y hasta aquí mis recomendaciones para identificar mejores fuentes para tus contenidos en redes sociales. A medida que sigas practicando estas técnicas, y adaptándolas a tu estilo de trabajo, te serán de mayor utilidad. Si te gustó la guía, no te olvides de suscribirte debajo a mi newsletter, para recibir primero, mis siguientes artículos sobre estrategias de contenidos en social media.

Imágenes de soporte por ShutterStock

Dominicano, trabajo en marketing digital, ecommerce y redes sociales. Doy cursos y consultorías del tema en América Latina. Papá de Lua y de Kiki. Amigo de lo real y la buena vibra.

¿Te gustó el artículo? Dale ya a compartir

PinIt
cursos-redes-sociales-marketing-digital-dominicana