¿Cómo contrarrestar el efecto “otros regalan el trabajo” y el “nadie quiere pagar lo que valgo”?

Te comparto según mi experiencia, las dos cosas que debes hacer, para que no te afecte si los demás “trabajan de gratis”.

Regalan-Trabajo-Valer-Pago-PB

Confieso que tengo meses queriendo escribir sobre este tema, pero sin saber cómo aterrizarlo. Todo este tiempo, he visto muchas quejas de “aquí regalan el trabajo, por eso no avanzamos” en distintos escenario, y he criticado esas posturas. No fue hasta hace poco, que encontré la manera de (tratar de) aportar, en lugar de criticar, a aquellos que piensan así. Y aplica tanto para empleados como emprendedores y empresarios.

También, entiendo que mi mentalidad y estado actual en mi industria, no puede ser un modelo a seguir para todos. Si te aconsejo: “exige un mejor precio y punto”, posiblemente te caigas de boca antes que acabe el mes. Lo que si creo, es que el camino que recorrí hasta ahora, si le puede servir a cualquiera, que quiera obtener un mejor rendimiento económico por su trabajo. Dicho eso, te comento:

Lo primero, y aplica principalmente para profesionales independientes, es que tal vez te equivoques, al criticar que el otro “regala el trabajo”, y que eso le hace daño a la industria. Resulta, que al decir esto, dejas ver que posiblemente, no eres capaz de considerar que el otro, trabajo demasiado barato o gratis, porque es su modelo de negocios.

Tal vez es una estrategia para darse a conocer, o para acumular experiencia, tal vez cobra poco y a su vez, ofrece muy poco. Tal vez le sobra tiempo, o tiene necesidades muy grandes de hacer un mínimo de dinero, solo para subsistir. Nunca conoces el hambre que puede tener el otro. Debes contemplar eso y aceptar que otros pueden operar así. Y amargarte o preocuparte por las malas prácticas que tienen los otros, solo te hace atrasar, no crecer.

Y esto, desde la perspectiva del que hace el trabajo. Por otro lado, el que paga, sea empleador o cliente, tiene la naturaleza de buscar lo mejor posible con el menor precio. Es un negocio que tiene, no una labor social.  ¿Es que tú nunca has aprovechado un descuento? ¿Siempre quieres que te cobren, por un trabajo, lo que hará feliz a quién contrataste?

No es nuestra naturaleza, encima, ¡todos prefieren lo gratis! Por eso hay miles de usuarios que se quejan de las interrupciones comerciales de Spotify (versión gratuita, obviamente), o que se mueven a un sitio solo porque tiene WiFI gratis. Reconociendo que los demás pueden tener motivaciones, que no compartimos, para “regalar el trabajo”, y que quien paga, lo quiere al mejor precio posible, podemos avanzar en el tema.

Lo que viene luego, es una pregunta honesta para ti: ¿cuál es tu status o nivel en tu industria? ¿Qué tienes para ofrecer, como empleado/a o como independiente? ¿Quiénes contratan, valoran y pagan más o mejor por eso? Con sinceridad, otros perfiles que tienen la misma combinación de experiencia – formación – habilidades, ¿consiguen mejores trabajos que tú, o están en las mismas? Con esto, puedes saber si es una condición particular tuya, o si es algo de la industria en general.

La semana pasada hablaba con alguien que se quejaba del sueldo que recibe, de un empleo que obtuvo a principios de este año. Se frustra de lo que le pagan, versus lo que ella tiene para ofrecer. Al mismo tiempo, reconoce que perfiles similares, obtienen mejores salarios en otros empleos. ¿El culpable es su empleador? Para nada. Ya superamos el tema de que todos quieren lo mejor al menor precio. Ella es la responsable de no encontrar quién la contrate, valorando justamente su perfil, pues en su industria si se encuentran este tipo de oportunidades.

Decisiones que debes tomar para que valoren (y paguen) mejor tu trabajo

Todo esto aplica también, si eres emprendedor o empresario/a. Tú decides a quién le dedicas tu tiempo y energía profesional. Si no logras que te contrate, alguien que valore justamente lo que ofreces, no te estás vendiendo bien. Y para mí, esa es la primera clave: Saber venderte, incluyendo la parte de buscar o que te encuentren, los que pueden valorarte. Si ya sabes lo que vales, y por qué, quién te contrata, lo valora, queda de ti cerrar esa brecha y convencerlo.

Valorar-Pagar-Trabajo-PBSi por el contrario, has visto con pesar, que en tu industria o mercado, no reconocen con buena paga, a perfiles similares al tuyo, toca reinventarte o buscar en otro lado. Comienza evaluando cuáles son las habilidades únicas que puedes desarrollar o promover. O intenta llevar tu trabajo a otro mercado, con mejores condiciones. Por esto último, es común que ciertos profesionales, decidan exportar sus talentos. En todo caso, asegúrate que eso que ofrecerás, será mejor apreciado por quienes contratan, empleados o independientes, en ese mercado objetivo.

¿Cómo puedes lograr esto, de venderte mejor o te preparar otra oferta de habilidades – mercado? Con lo primero, en mi experiencia, debo decir que no fue algo de la noche a la mañana. Me tomó un buen tiempo ir conociendo, quién puede darme mejores contratos, y qué hace falta para convencerlo. Planear y ejecutar mi estrategia de promoción (con este portal, en las redes, con eventos offline, con trabajo real), e ir haciendo ajustes en mi modelo de negocios, me ha ayudado bastante. Puedes ver lo que he escrito en esa línea, aquí.

Siendo más práctico, te puedo aconsejar que asegures un flujo de trabajo por al menos lo siguientes 3 meses, que aseguren un mínimo de ingresos que te acomode. Todo lo que venga en adición a ese trabajo asegurado, le puedes poner un mejor precio, o simplemente, manejar mejores condiciones. Así vas creciendo. Si eres empleado/a, toca reforzar ese CV, y tu experiencia real, con las cosas que te brinden atractivo frente a futuros puestos. Eso es el 50% del juego. La otra mitad, es saber negociar, o declinar cuando no te viene. La clave es que tengas la posición de ventaja.

Te puedo dar un consejo aparte: enojarte con la industria y con el que te paga, aunque poco, no ayudará. Tener esa tirantez con tus clientes, cuando eres emprendedor o empresario, no ayudará a que ninguno de los dos se desarrollen. No te permitirá ofrecer tus servicios de manera genuina, pues posiblemente no te interese al 100% que al cliente le vaya bien, con tu trabajo. Lo mismo que quejarte del compañero, cualificado o no, que entiendes regala el trabajo y prostituye la industria. Mejorar tus condiciones y lo que ganas está en ti, no en los demás.

Ese ha sido mi aprendizaje en más de 12 años trabajando, entre empleado e independiente. Con fases de estancamiento y desarrollo, solo uno mismo tiene la clave para obtener mejores trabajos, con tus decisiones y acciones. Los resultados no los verás de inmediato, pero seguro llegarán primero, que eso que consigues ahora, solo quejándote de los que “regalan el trabajo”.

Imágenes por gratisography.com

Dominicano, trabajo en marketing digital, ecommerce y redes sociales. Doy cursos y consultorías del tema en América Latina. Papá de Lua y de Kiki. Amigo de lo real y la buena vibra.

¿Te gustó el artículo? Dale ya a compartir

PinIt
cursos-redes-sociales-marketing-digital-dominicana